Paseo por Guayaramerin, una joya de la naturaleza y un hito de la historia de Bolivia. (2 días 1 noche)

Guayaramenrín se creó el 19 de enero de 1900 dentro de la provincia Vaca Diez, en el departamento Beni. Aunque en los años 1990´s Guayaramerin tiene rango de ciudad.

El nombre de Guayaramerín tiene origen en la lengua tupí-guaraní, que significa Cachuela Chica  en el dialecto de la tribu Sinabo. La tribu Sinabo habitó esta región cuando empezó a formarse la población a fines del siglo XIX. Guayaramerin  fue un asentamiento obligado de algunos viajeros para reparar sus embarcaciones, antes de arriesgarse a navegar en el temido tramo de las cachuelas (rápidos) de los ríos Beni, Mamoré y Madera. Durante el siglo XIX, el transporte, de millones de toneladas de goma a Europa, era en piraguas, canoas o batelones, con mucho sacrificio, para descender los rápidos ríos.

En la Actualidad Guayaramerín es un Puerto Comercial, ya que en la Avenida General Federico Román, se realiza el comercio, permitiendo, a los brasileros de la frontera, comprar y hacer negocios en Guayaramerín.

Los paseos sobre los ríos permiten la pesca paciente hasta pescar algún pez.

Frente a la ciudad de Guayaramerín se encuentra la Isla Suárez, que ha sido objeto de una disputa aún no resuelta entre Brasil y Bolivia. Los brasileños  llaman “ ilha de Guajará-mirim” a la Isla Suárez. Los gobiernos de ambos países argumentaron tener posesión de la isla, pero al final firmaron un acuerdo en el que se suspendía cualquier cuestión jurídica referente a la isla Suarez.

A 43 km de la ciudad de Guayaramerin se encuentra la ciudad Cachuela Esperanza. O sino a una distancia de 90 km desde la ciudad de Riberalta también se encuentra Cachuela Esperanza.

Cachuela Esperanza está en el departamento del Beni, en la provincia de Vaca Díez. Cachuela Esperanza es famosa por haber sido el asiento del emporio del magnate del caucho o goma, Nicolás Suárez Callaú. Cachuela Esperanza, en su época de esplendor, contaba con todos los adelantos de una ciudad moderna. El médico aventurero Edwin Heath dio el nombre Cachuela Esperanza a este  lugar.

Guayaramerín  es parte importante en la historia Boliviana. Durante inicios del siglo XX, en la región Beni y Pando, hubo el auge de la Goma. Los trabajadores del oriente boliviano viajaban, a las tierras del norte de Bolivia, a buscar los preciados árboles de la goma o el caucho en la selva amazónica.  En los inicios del siglo XX, el sistema laboral se llamaba “enganche”. El sistema de “enganche” consistía en el reclutamiento de trabajadores en los centros urbanos  como Santa Cruz de la Sierra, Trinidad, La Paz o Cochabamba, a fin de ser contratados para trabajar en el norte de Bolivia, extrayendo la goma de los árboles.  Muchos trabajadores ilusionados con la riqueza que se generaba en el norte de Bolivia, viajaban a esas tierras pero generalmente no volvían porque las condiciones de vida eran duras y, entonces, muchos  trabajadores morían sin haber siquiera generado riqueza.

Por otro lado, el auge gomero hacia fluir mucho dinero en la región norte de Bolivia. Incluso hubo un tiempo, cuando la libra esterlina era la moneda más utilizada.

Nicolás Suárez Callaú se ha erigido una leyenda. Nicolás Suárez Callaú puso a trabajar a su servicio a miles de siringueros o extractores de goma, en un área de 150.000 kilómetros cuadrados, más que toda la superficie del departamento de La Paz. Nicolás Suárez Callaú  impulsó el auge de la goma y la castaña. La empresa de Nicolás Suárez Callaú llegó a cubrir el 60 por ciento de la demanda mundial del caucho.

Cachuela Esperanza era el centro del complejo industrial de la Casa Suárez y Hermanos, empresa del Magnate Nicolás Suarez. Desde allí se realizaban todas las transacciones con el continente europeo, mediante sus oficinas propias en Londres. La empresa tenía más de mil ochocientos empleados, que trabajaban en grandes talleres, barracas y oficinas dotadas de energía eléctrica y permanente comunicación telegráfica.

A pesar de encontrarse aislado con respecto al resto de Bolivia, y los altos costos para transportar la goma a mercados internacionales, se establecieron en Cachuela Esperanza fastuosas residencias construidas por arquitectos franceses y equipadas con muebles venecianos. Proliferaron las canchas de tenis, los jardines y los establos con caballos árabes directamente traídos desde Andalucía. “La ciudadela tenía, además de la iglesia, un colegio, un hotel, un teatro y un hospital que, en 1920, era el más moderno de Latinoamérica, conducido por médicos alemanes especializados en enfermedades tropicales, con un incipiente servicio de psicología y con el primer equipo de rayos X de América Latina, por lo cual atraía a pacientes que llegaban del Brasil, Perú y Colombia.”

Cuando la competencia de goma, desarrolló plantaciones de árboles de la goma en otros puntos del planeta, el imperio de Nicolás Suárez Callaú cayó en un marcado declive. Ahora la leyenda continúa porque las maravillas que rodearon a Nicolás  Suárez Calláu están en Cachuela Esperanza, donde murió en 1940, a los 89 años.

En Cachuela Esperanza se puede disfrutar del impresionante paisaje del rio Beni  y revivir la historia del imperio del Caucho que construyó Nicolás Suarez en Bolivia.

El pueblo de Cachuela Esperanza tiene una extraordinaria historia que merece ser contada para entender la región amazónica de Bolivia y el auge de la goma. Cachuela Esperanza también es un hermoso obstáculo natural sobre el río Beni. Aquí aparecen inmensas formaciones rocosas que aceleran las corrientes del río produciendo la formación de cataratas o “tumbos”, que transforman la navegación en una empresa muy peligrosa, pues existen hasta once metros de diferencia entre la parte superior e inferior de la cachuela.

Hoy, aprovechando el umbral de la cachuela, se encuentra el proyecto hidroeléctrico Cachuela Esperanza.

En Guayaramerín, observar el extenso río Mamoré es impresionante por la belleza paisajística, además de la flora y fauna espectacular.  Las aves son dueñas del río. Se puede observar garzas, pato cuervo, bato o jabirú micteria, cigüeña, Martín pescador, gaviotas, rayadores, espátulas, serere curichero, tiluchi o pájaro hornero, rapaces, parabas, loros y muchas aves más. Muchas aves anidan muy cerca del río. Una de las aves más impresionantes es el  Martín pescador,  debido al movimiento rápido en el que se lanza, en picada, al agua con mucha rapidez para conseguir peces.

En este viaje de aventura sobre los ríos se encuentra Villa Bella.  Villa Bella es una Población donde los ríos Beni y Mamoré confluyen es la última estribación del territorio del Beni. Los dos ríos juntos dan origen al río Madera. El río Madera es un importante afluente del Amazonas.  Esta población fue establecida en 1842 y luego convertida en una aduanilla para realizar el cobro de la goma que salía rumbo a los mercados europeos y de Estados Unidos de norte-américa.

Durante las primeras dos décadas del siglo XX, en Villa Bella se recaudaban importantes sumas de dinero que contribuyeron a mantener el tesoro General del Estado en La Paz. Los presidentes de esos años, no  dieron relevancia a estas poblaciones benianas ni ayudaron a solucionar las duras condiciones de trabajo en esa región de Bolivia.  En Villa Bella, hoy sólo queda un caserío disperso donde viven 40 familias y un pequeño cuartel de la Fuerza Naval Boliviana, con pocos marineros.

Volviendo a Guayamerín, uno puede cruzar al otro lado del río Mamoré , en el territorio de Brasil, para estar en Guajá-mirim, que es una ciudad del Brasil. Guajá-mirim pertenece al estado de Rondonia. La historia de Guajá-mirim al igual que Guayaramerin  está íntimamente ligada al auge de la Goma o el Caucho especialmente por el ferrocarri Mamoré-Madera construido específicamente para el transporte del Caucho brasileño y boliviano  hasta  la Ciudad de Porto Velho para su posterior exportación.

Guajá-mirim, también llamada “Perola do Mamore” (Perla del Mamore en español).  Guaja-mirim atrae muchos visitantes debido a la exuberante naturaleza que conserva. En este lugar también se puede hacer compras de distintas mercancías del Brasil, existe mucho intercambio comercial entre estas dos ciudades vecinas. Esta experiencia también es vivida durante este viaje.

El costo del paseo incluye:

Transporte privado para la ida y la vuelta y espera (en avión o avioneta, lancha, vehículo terrestre)
Alimentación (desayuno, almuerzo, cena)
Refrigerio durante los paseos  (agua y fruta)
Hospedaje
Boletos de entrada para visitas a los lugares turísticos mencionados
Interacción con los pobladores del lugar para toma de fotos
Dependiendo de los visitantes, hay un guía en idioma español, francés, inglés, alemán, holandés, italiano, portugués.

El costo del paseo excluye:

Repelente contra mosquitos
Bloqueador Solar
Gorra de protección solar
Ropa para cambiarse
Zapatos de marcha
Medias, toalla, traje de baño
Impermeable
Caña para pescar, carnaza e implementos de pesca
Bebidas alcohólicas y bebidas no alcohólicas
Gastos individuales personales

Deja una Respuesta

Pasoweb – Santa Cruz – 2016 (c) Droits réservés

Diseño web: HABILWEB